DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

INTERNATIONAL WOMEN’S DAY

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, por eso hemos estado pensando en las contribuciones de las mujeres en la industria del café. Históricamente, las mujeres han sido y siguen siendo esenciales para la producción, cosecha y comercio del café.

En gran parte del mundo, el Día de la Mujer se celebra desde hace más de 100 años. En 1975 fue adoptado por las Naciones Unidas, convirtiéndolo en una auténtica celebración internacional de los derechos de las mujeres. Como uno de los productos más globales del mundo, el café es un producto apropiado a considerar al conmemorar este día.

Dependiendo del país, entre el 45% y el 70% de quienes cosechan café son mujeres. En muchos países de África, por ejemplo, las mujeres son las principales trabajadoras del campo. Para ciertos grupos indígenas de América Latina, la cosecha de cafe es parte de la vida, permitiendo incluso a las mujeres la oportunidad de trabajar mientras cuidan a niños pequeños. Sin embargo, en muchos casos los beneficios económicos siguen fuera del alcance de la parte femenina de la fuerza laboral, ya que a menudo tienen poco control sobre los ingresos de la cosecha.

Una organización que trabaja para resaltar la importancia de las mujeres en la industria es la Alianza Internacional de Mujeres del Café. La IWCA, una organización dedicada a promover las posibilidades para las mujeres en las comunidades cafeteras de todo el mundo, tiene capítulos en 22 países de todo el mundo. Cada capítulo desarrolla iniciativas estratégicas que abordan necesidades y desafíos en su propia región, mientras que la Alianza de Investigación IWCA se centra en temas de importancia crítica para la industria a nivel mundial. Esto incluye un proyecto actual que se centra en reducir la “brecha de datos de género” para poder informar con mayor precisión cuántas mujeres trabajan en el café y qué roles desempeñan.

En Café Britt estamos orgullosos de ofrecer café de Comercio Justo de la cooperativa de mujeres ASOPROLA en la región Brunca de Costa Rica. Esta certificación garantiza que quienes producen el café reciban un pago justo y que la plantación de café tenga estándares ambientales y laborales más altos.