Oportunidad capitalista en la China comunista

Volumen 9, . Comentarios

Impetuosa y lista para realizar negocios al estilo occidental, China siente que puede hacer cualquier cosa y creo que debo estar de acuerdo con ello.

Observé esta actitud invencible durante un viaje allí del 27 de Marzo al 3 de Abril para explorar las opciones de introducir Café Britt a este país de 1.3 billones de personas y a sus otros vecinos asiáticos.

La China de mi viaje – Pekín, Beijing, Dalian, Shanghái y Hangzhou – da una impresión capitalista agresiva: vallas, neón, muchos anuncios americanos y NINGUN eslogan comunista.

Conocí a mi anfitrión chino, Ming, en Costa Rica. Un comerciante de prácticamente todo lo que se mueve, Ming cuenta con lo que pareciera ser una organización dinámica con personal joven. Compró un contenedor de Café Britt que espera servir en una nueva cafetería en Pekín.

El puerto norteño de Dalian, en el mar Amarillo y de Bohai, esta a una hora de Japón y de Corea. Los rusos lo usaron como base militar durante la II Guerra Mundial y permanecieron allí durante los 1950s. La arquitectura es muy al estilo de Stalin.

Un centro de contacto aquí que pueda atender en japonés, coreano, mandarín e inglés podría ser un impulse para introducir Café Britt a una región que parece estar madurando a la idea del café gourmet.

La más sofisticada cafetería en la ciudad tenía un extensor menú que incluida café Blue Mountain, Sumatra y colombiano. Los cappuccinos eran muy dulces y muy caros – probablemente gastamos el salario de una semana en cuatro tazas de café que tomamos ahí.

El consumo per cápita de café en esta nación dominada por té es de así acaso un gramo al año, pero una cultura del café está creciendo, liderada por los ricos de las zonas urbanas y los adinerados de clase media. Algunos analistas predicen que los chinos seguirán el camino de los japoneses quienes hoy día consumen más de 3 kilos anuales per cápita, comparado a si acaso 300 gramos per cápita anuales que consumían en 1965.

Uno de los distribuidores de Ming, a quien conocimos en la ciudad costera de Shanghái, comentaba que la cadena local de supermercados – un imperio de 1,600 tiendas – podría ser un buen vehículo para nuestros chocolates y productos de macadamia.

Este país está abierto a los negocios. El servicio celular y de Internet funciona bien. Grandes construcciones están por todos lados. Hay pobreza sin duda, pero no vi mucha. Los chinos disfrutan en su ponderosa nación y parecen estar inmersos en enormes posibilidades.

Les mantendré al tanto sobre cómo esas posibilidades se pueden traducir en potencial para Café Britt.

Preguntas? Comentarios?

Comentario

Desea unirse a la conversación?

Deja tu comentario abajo Respetamos su información privada.











Comparta en


About Steve Aronson

New York coffee broker Steve Aronson founded Café Britt in 1985 to market roasted Costa Rican coffees to the world.


Tambien de este autor