Hoy no es el día

Volumen 57, . Comentarios

Hace unos días tuve el placer de conocer personalmente, en un aeropuerto, por casualidad, a Robin Sharma, autor, entre otros, del bestseller “El Monge que vendió su Ferrari”, y como no había leído su libro, lo compré y lo leí. Una de las ideas que me transmitió el Sr. Sharma en su libro, es que la gente feliz es gente que tiene logros, y los que son más felices son aquellos cuyos logros benefician a otras personas. De manera que si uno trabaja con metas altas y las logra, y el resultado beneficia a muchas otras personas, uno será irremediablemente feliz.   Hace 22 años decidí involucrarme con la industria del café porque pensé que era una industria donde podría contribuir. Por un lado, el café es una actividad muy importante para países en desarrollo como Costa Rica, pero históricamente los productores latinoamericanos se enfrentan cíclicamente a períodos cortos de altos precios, seguidos de períodos mucho más largos de precios deprimidos, incluso llegando a trabajar por debajo de su costo durante varios años consecutivos. Después de mucho anáisis cuantitativo, la conclusión era clara, los productores cafetaleros debían subir varios escalones en la cadena de valor del café, para poder librarse de la “camisa de fuerza” que imponía la variabilidad de los precios internacionales del café. Esta era la idea que impulsó a Café Britt a ser la primera compañía de café en el mundo dedicada a tostar café en un país productor, con un claro énfasis en la exportación del producto terminado.

La motivación que tenía el equipo de trabajo original, provenía de la convicción que podríamos cambiar la forma de comerciar el café, eliminando intermediarios y ofreciendo al cliente final un producto gourmet, de manera directa. De ahí el lema “De la plantación hasta su taza”. Si lo lográbamos, podríamos mostrar un camino diferente para muchos productores, una forma de acceder a precios muy por encima de los precios internacionales, puesto que Britt se transformó en la única empresa que podía enlazar al productor con el consumidor final. Este sentido de contribución nos motivó a trabajar con mucha perseverancia y a probar distintos modelos de negocio, desechando lo que no funcionaba y promoviendo los negocios más productivos.   La conversación y la lectura del libro del Sr. Sharma me clarificaron porqué he estado tantos años trabajando en una pequeña empresa sin perder la ilusión al contrario, con un sentido de responsabilidad y entusiasmo por aumentar los beneficios para los clientes y tantas personas relacionadas con nuestro quehacer.   Estas ideas las transmití a mis compañeros de trabajo en la fiesta anual de Britt y a unos 80 periodistas de Costa Rica que han seguido el desarrollo de Britt desde hace 15 años, en el reciente almuerzo navideño que les ofrecimos. En mis viajes por los distintos países de las Américas donde tenemos operaciones, experimento un sentimiento común de desencanto con el sistema político y Costa Rica no es la excepción. Percibo que hay una desvinculación cada vez mayor entre las necesidades de la población y los intereses de los partidos y gobiernos. Algunas encuestas indican que la gente ha perdido mucha de la confianza que han depositado en sus líderes políticos, se sienten defraudados y consecuentemente han perdido la esperanza en que el futuro sea mejor que el presente.  

Ante el pesimismo reinante, reflexioné con todos sobre la frase “hoy no es el día” que es parte del discurso que dio Aragorn de Arathorn ante los guerreros de los pueblos del Oeste, en la batalla final de El Señor de los Anillos. Junté la lección de la felicidad del Monge que Vendió su Ferrari, con mi propia experiencia de logro y felicidad en Britt, con el hecho de que hoy más que nunca necesitamos actuar, en beneficio de nuestras comunidades. Hoy no es el día de tirar la toalla !   Les dejo el párrafo del discurso como mi saludo para estos tiempos y como un llamado a contribuir en el 2013, y les deseo una muy feliz época de Navidad.   De El Señor de los Anillos, de JRR Tolkien, según la interpretación de la tercer película de la trilogía, El Retorno del Rey, de Peter Jackson.

Preguntas? Comentarios?

Comentario

Desea unirse a la conversación?

Deja tu comentario abajo Respetamos su información privada.











Comparta en


En esta edición:


Tambien de este autor