Confort sureño: los pequeños productores afrontan la crisis

Volumen 5, . Comentarios

En un viaje reciente para comprar café en la remota zona del sur de Costa Rica me encontré con dos ejemplos dinámicos de cooperativas de productores cuya actitud de “si se puede”, su enfoque a la calidad y su dedicación al trabajo están cultivando un futuro prometedor y rentable a pesar de que su industria como materia prima lleva cinco años en crisis financiera.

Coopeagri en la ciudad de San Isidro de El General y Coope San Vito, un poco más al sur, unen a más de 11,000 pequeños productores que han abandonado su mentalidad de proveedores de “materia prima.”

Estos productores están buscando acaparar su parte de mercado de café gourmet mediante un trabajo conjunto para mejorar su eficiencia, cultivar a mayor altitud, modernizar sus beneficios y establecer sistemas administrativos más visionarios y profesionales. Estos productores están llevando a un consumidor exigente justo lo que él busca, y nosotros hacemos que todo ese esfuerzo valga la pena.

Compre café a estas dos cooperativas. Los precios mundiales del café como materia prima no han cubierto siquiera los costos de producción en Costa Rica desde 1999, y los tiempos difíciles han creado una mentalidad de “pobrecito yo” tanto aquí como en otros países productores. Sin embargo, cooperativas como Coopeagri y Coope San Vito están floreciendo. Resistentes a bajar sus cabezas y aceptar sólo utilidades decrecientes, estos grupos más bien están cambiando y persiguiendo más agresivamente a un nuevo tipo de consumidor. La crisis esta fortaleciéndolos.

El ente supervisor de la industria cafetalera en Costa Rica, Icafé, estima que más de 40% del café de alta calidad tipo Arábica de Costa Rica es ahora destinado a mercados más especializados y de mejor paga como Café Britt.

Y así debe ser. La geografía, clima, conocimiento e infraestructura del país permiten producir un producto único de clase mundial, demasiado valioso como para ser vendido solo como materia prima. La crisis está forzando a los productores costarricenses a despertar ante esta realidad.

Las crisis a veces son necesarias para “deshierbar” las cosas, reacomodar y limpiar. Algunos de los grandes han quedado en bancarrota, pero las cooperativas mas agiles y adaptables están surgiendo por si solas. El ingenio de las cooperativas y la Fortaleza de sus muchos pequeños productores es posible que ayuden a preservar la reputación del café como “el cultivo más democrático de Costa Rica.” Y eso es en realidad una muy buena noticia para Café Britt y nuestros clientes que buscan la calidad.

Preguntas? Comentarios?

Comentario

Desea unirse a la conversación?

Deja tu comentario abajo Respetamos su información privada.











Comparta en


About Steve Aronson

New York coffee broker Steve Aronson founded Café Britt in 1985 to market roasted Costa Rican coffees to the world.


Tambien de este autor