Cómo hacer un espresso perfecto

Es común, y equivocadamente, se cree que un buen espresso lo hace el tipo de café o molienda especifica cuando en realidad, es también la combinación perfecta entre presión y tiempo de preparación lo que produce la taza excepcional. Un buen espresso es intensamente concentrado, negro y de cuerpo pleno pero también filtrado, lo que lo diferencia del café estilo turco.


En 1903, el italiano Luigi Bezzera invento el espresso al agregar presión al proceso de preparación del café. El espresso, que significa “presionado” o hecho justo en el momento “expresamente” para el cliente, produce una mejor taza de café ya que permite que las mejores características del grano de café sean extraídas en su preparación.Hacer un buen espresso es un proceso tan seductor como tomárselo. Necesitará una maquina de espresso, granos de café tostados espresso de la
mejor calidad como los de Café Britt, y un conocimiento importante.

Primero,el café fresco es molido, colocado en un portafiltro y presionado con un afirmador hasta formar un tipo de “queque o torta”. O bien, puede tomar el camino fácil y utilizar
pastillas de espresso que contienen la medida exacta y compactación adecuada.
Luego, requerirá de una buena máquina que fuerce el agua a través del café
y produzca el shot de espresso. Una taza bien preparada tendrá una sensación suave,
satinada en su boca;
con una crema color avellana fuere y uniforme, sin líneas
de “tigre” que usualmente están presentes en espressos de mala calidad. Su seductor aroma. despertará el deseo de disfrutarlo cuanto antes, lo que es ideal ya que el complejo sabor u volatilidad de esta bebida, hacen que piedra sus características rápidamente.

Considere estos consejos para preparar una buena taza:

  • 7 g granos de Espresso finamente molidos
  • 1 ½ oz agua
  • Compacte bien
  • Prepare por 20-25 segundos
  • Busque un color de tono avellana

 Evites estos granes NO al preparar un espresso:

  • No agregue demasiado o muy poco café .
  • No compactar bien: el agua pasa muy rápido por el filtro y no se obtiene una extracción adecuada.
  • No intente hacer 2 shots con una sola extracción.
  • No deje el café demasiado tiempo en el maquina: no más de 25 segundos.
  • Evite líneas oscuras en la crema: estas reflejan un sabor amargo en su espresso.

El proceso de tueste de los granos de espresso toma unos minutos más que otras mezclas, lo que hace que los aceites y azúcares naturales salgan a la superficie, dándoles su apariencia y color característicos.