2008

Volumen 36: Autenticidad de lugar

por

publicado .

Yo sólo soy un comerciante de café, ¿cierto? Hace mucho tiempo cataba café y lo vendía por toneladas. Llegamos a exportar 8.000 toneladas de café verde desde Costa Rica hacia las compañías tostadoras de todo el mundo, y teníamos unos 100 empleados que en su mayoría halaban sacos. Leer más...


Volumen 35: Hacer negocios en un mundo nuevo

por

publicado .

Cuando los bancos de inversión de Wall Sreet colapsaron, el mundo cambió. Pero el café y el chocolate gourmet siguen siendo nuestra pasión. Nuestros principales puntos de operación, Costa Rica, Perú y Chile, están de una u otra forma aislados de los últimos episodios de esta crisis. Leer más...


Volumen 34: El arte de la taza

por

publicado .

La gente siempre se pregunta cómo se debe preparar el café, y sobre todos esos mitos acerca de la taza perfecta y cuánto café usar. Discúlpenme si algunos de ustedes piensan que esto es elemental, pero muchas de estas preguntas surgen constantemente. En Miami, las personas dicen que el café es fuerte de un sabor especial. Leer más...


Volumen 33: Cocodrilos, palmeras y… ¿naranjas cubiertas con chocolate?

por

publicado .

A Miami se le conoce como el punto de encuentro de las Américas, y también como la capital de Latinoamérica. ¡Y con justa razón! Es una ciudad vibrante, multicultural y tumultuosa. Sólo un 12% de su población son verdaderos floridanos. Leer más...


Volumen 32: Certificable

por

publicado .

Hoy en día las personas buscan seguridad y quieren saber si las compañías con las que hacen negocios protegen el medio ambiente y sobre todo, si remuneran a sus proveedores con un pago justo. Es por eso que los programas de certificación como Fair Trade y Rainforest Alliance se han convertido en conceptos muy familiares para nosotros; en otras palabras, marcas registradas. Muchos clientes potenciales han solicitado productos certificados. Leer más...


Volumen 31: Más que el primero

por

publicado .

Mi padre es originario de Kovno, en Lituania, y en una ocasión me contó sobre una sastrería que había en el pueblo cuando él era joven. Se llamaba “Misha, el mejor sastre de Kovno”. Uno de los empleados de Misha decidió abrir su propia sastrería y colocó un letrero en su nuevo negocio que decía: “Jacob, el mejor sastre de Lituania”. Leer más...